viernes, 24 de marzo de 2017

22 de Marzo _ Dia Mundial del agua en Perú

Este 22 de Marzo del 2017 será una fecha de triste recordación para los hombres y mujeres de las futuras generaciones en los anales de la historia peruana y que coincide con la celebración del Día Mundial del Agua. La escorrentía del agua en una misma quebrada por séptima vez consecutiva a lo largo de una semana, generó a su paso destrucción y desolación por la inundación que llegó hasta el corazón de la ciudad de Trujillo, al norte de Lima.
Quedará marcada en piedra la imprevisión de una salvaje burocracia que hizo oídos sordos a la invocación de muchos y desde hace un buen tiempo atrás, entre los que me encontraba.

Tratamiento de opinólogo

La necesidad de adecuación y mitigación a los efectos del cambio climático lo expresé en todos los tonos posibles que nos permite las normas y buenas costumbres; ya sea en foros académicos en calidad de docente de posgrado universitario en una prestigiosa universidad que imparte conocimientos de ingeniería en mi país o como usuario en las redes sociales, pedido que no llegaron a prestar atención los tomadores de decisiones, pues los medios de comunicación que tienen cobertura nacional, asignan limitados espacios a los especialistas,expertos o científicos que desean aportar con información que pudiera ser relevante a quienes administran el país en los 3 niveles de gestión.

Los resultados 

Cuatro de cada diez fallecidos hasta el momento en el país se localizan en La libertad (Trujillo), muertes que se pudieron evitar si es que se atendía la voz de alerta efectuada por prestigiosos organismos internacionales que años antes sugerían invertir en prevención y mitigación antes de la atención y reconstrucción después de los desastres. 
Pese a contar con escaso presupuesto para prevención, los mismo no se ejecutaron en su totalidad par los fines previstos y lo que es aún peor, se utilizaron para otros fines.
El control de daños final reportará cuantiosas pérdidas económicas que implicará probablemente la reducción de algunos puntos en nuestro PBI nacional.  

Prevención en otros países 

Países en América latina y el caribe consideraron en el último quinquenio seriamente las advertencias y no consideraron un gasto sino una inversión en prevención. México,Colombia,Ecuador, ... y otras naciones, registraron un tesonero trabajo de planificación y ejecución de obras de mitigación.  
Talleres de expertos aplicando el enfoque de adaptación basada en ecosistemas locales fueron socializados; herramientas para identificar y priorizar medidas fueron compartidas; la cooperación internacional e importante participación institucional en estos países daban cuenta del fortalecimiento de capacidades y gobernaza.
De esa forma pudieron identificar los ecosistemas prioritarios para atender, así como las principales amenazas climáticas para luego zonificarlas y ejecutar las acciones pertinentes. 
La costa peruana, allí donde viven 2 de cada 3 peruanos y en especial la costa norte está identificada como muy vulnerable por los cambios climáticos, y era previsible que el periodo de retorno de un evento extraordinario de lluvias coincidiera con los picos hidrológicos ( que generan picos de avenidas) se presentaran en el mes de marzo.
Los resultados de la prevención aplicada se puede contrastar en el nivel de daño sufrido en la frontera Perú-Ecuador, que demuestra el nivel de trabajo previo realizado en cada administración.

Sin agua para el consumo humano

Millones de peruanos agravaron su situación de no contar con agua para su consumo humano, ninguno de los Planes Maestros Optimizados elaborados por la Empresas Prestadoras de Agua Potable  (EPS) y aprobados por la reguladora la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento  (SUNASS) se cumplieron en cuanto al extremo de prevención, pese a que son sujetas a revisión y actualización periódica.
Voluminosos estudios y especialistas aplicando la teoría regulatoria, resultan inoperantes cuando no se cuenta con agua. Tanto el exceso de agua en avenidas que produce contaminación del agua superficial por huaycos (experiencia reciente en Lima) como la sequía son restricciones que deben considerarse para los planes de contingencia.
Actualmente sólo en trujillo, existen el orden de medio millón de peruanos que sufren por el desabastecimiento de agua potable. El plan de contingencia de la EPS en trujillo dispuso de 35 camiones cisterna para distribuir agua de consumo humano, necesitando casi el doble para atender en forma discontinua por emergencia a la población que con baldes deben transportar y almacenar su agua. Desde el año 1982 - mediante Ley 23251- la EPS en Trujillo contó con reserva de las aguas subterráneas y posteriormente con Decreto Legislativo 1185 de 2015, la regulación de aguas subterráneas creó el régimen especial de monitoreo y gestión de uso de aguas subterráneas a cargo de las empresas prestadoras de servicios de saneamiento (EPS), con finalidad de cautelar el aprovechamiento eficiente y sostenible del recurso hídrico subterráneo y asegurar la prestación de los servicios de saneamiento.
Las leyes no se cumplieron antes y probablemente no se cumplan en el presente por la debilidad institucional del regulador en términos de fiscalización.
Un indicador es el estado de la batería de pozos de aguas subterráneas que deja mucho que desear en la emergencia actual.
La naturaleza no es exclusiva responsable del desastre ocurrido en algunos lugares del país, pese a que se registraron lluvias históricas. El responsable directo tiene un nombre "la salvaje burocracia unida al componente de corrupción".

Tarifas de emergencia y reconstrucción

El gobierno central debería tomar medidas oportunas para que el usuario no continúe siendo el más perjudicado, muchos de ellos tienen inundadas sus casas, o cuentan con el servicio discontinuo en diversas localidades del país. La facturación mensual por el servicio de agua potable y alcantarillado les llegará a fin de mes y el malestar se hará presente con ella. La EPS requiere de los fondos para ser viable, así como el regulador SUNASS requiere del aporte tarifario  que le traslada la EPS para su funcionamiento, en este contexto, el sector demanda acciones inmediatas pues el tiempo apremia cuando de agua para beber y de necesidades básicas se trata. 
¿ Y la reconstrucción ? es otra historia recurrente que esperemos cambie para que el país no se encuentre en similar situación por el calentamiento global y cambios climáticos evidentes que trastocan los periodos de retorno y el ciclo hidrológico en esta parte del planeta.